Cómo planear una ruta por Portugal: lugares y consejos que no te puedes perder

Cómo planear una ruta por Portugal, lugares y consejos que no te puedes perder

Antes de adentrarme en los detalles de nuestra ruta por Portugal, tengo que reconocer que es uno de los destinos que más me ha cautivado por sus playas vírgenes, su diversidad de paisajes y su tranquilidad. A pesar de tener una cuenta pendiente con varias ciudades que no tuvimos tiempo de visitar, es un viaje 100% recomendable sin importar si vas en busca de aventura, diversión, tranquilidad, deporte o sencillamente un poco de turismo por el Algarve. Allí encontrarás lo que buscas.

¿Qué ver en Portugal?

Nuestra ruta de 15 días por Portugal comenzó en la preciosa ciudad de Oporto. Situada al norte de Portugal junto a la desembocadura del río Duero, es un lugar con una magia especial. Quizá fuera nuestra llegada al atardecer, o ese aire humilde que invade la ciudad. Sus elegantes barrios contrastan con los estrechos y viejos callejones de su parte antigua que la UNESCO ha declarado Patrimonio de la Humanidad. Es una ciudad que hay que recorrer a pie para vivirla y entender todo lo que se respira en ella. En una de sus calles tropezarás con su Mercado do Bolhao, algo que no puedes perderte.

Cómo planear una ruta por Portugal, lugares y consejos que no te puedes perder

Nazaré, Peniche, Sintra y Sesimbra, las mejores ciudades para visitar en Portugal

Nuestra pasión por las olas hizo que rápidamente cogiéramos carretera de nuevo hacia nuestro siguiente destino, que no podía ser otro que Nazaré, un pequeño pueblo costero mundialmente conocido por la estampa de sus olas de más de 20 metros. Aunque nosotros no disfrutamos del espectáculo, sí pudimos recorrer sus pintorescas playas rodeadas de casitas blancas. Un lugar que no puedes perderte si pasas por allí es el Mirador de Suberco, cuyas vistas mejor no desvelo, ya me contarás cuando las disfrutes. 😉

La siguiente parada de nuestro trayecto fue Peniche, una península de unos 10 kilómetros de perímetro famosa entre los surfistas debido a sus constantes corrientes y la resaca de la marea, que crean un fenómeno conocido como supertubos, que se produce con bastante frecuencia en la Playa de Medão. Los lugares de visita obligada de este destino son: Forte de Peniche, Cabo Carvoeiro y el Forte de São João Batista, ubicado en la isla de Berlenga.

Cómo planear una ruta por Portugal, lugares y consejos que no te puedes perderr

De camino a Lisboa, otro de los lugares de parada obligada es el pintoresco pueblo de Sintra, un lugar donde sentirás que te trasladas a un cuento de hadas por sus palacios, torres, muros y edificios, que parecen sacados de las páginas de un libro.

Su preciosa arquitectura se enmarca a la perfección entre jardines, calles empedradas y bosques. Puede que la Quinta da Regaleira sea el lugar más místico y cautivador de Sintra. Construido por un aristócrata portugués, está rodeado de unos enormes jardines llenos de rincones secretos. Otro de los lugares que no puedes perderte es el Palacio Nacional, perfectamente reconocible por sus chimeneas cónicas. Pero lo cierto es que si algo te va a enamorar irremediablemente de Sintra es el inconfundible Palacio da Pena, un colorido edificio que destaca sobre la colina más alta de Sintra.

Cómo planear una ruta por Portugal, lugares y consejos que no te puedes perder

Arrancamos de nuevo y pusimos rumbo a Guincho, otra playa muy famosa por el surf y que teníamos muchas ganas de conocer, y no nos defraudó. Allí hicimos noche y disfrutamos de la tranquilidad más absoluta previa al terremoto de Lisboa. Lo cierto es que en Lisboa duramos menos de lo que nos hubiera gustado, pero íbamos en busca de naturaleza y nuestro paso por la ciudad fue muy rápido.

Dejando atrás la capital, siguiendo hacia el sur y cruzando el río Tajo, nos detuvimos en Sesimbra, otra ciudad de veraneo típica de los portugueses que nos sorprendió gratamente, ya que disfruta de una maravillosa línea costera repleta de playas e impresionantes acantilados. Además, hacia el interior, nos topamos con los paisajes del Parque Nacional de Arrábida. En los alrededores de Sesimbra hay otras dos paradas obligatorias: Cabo Espichel y la Laguna de la Albufeira.

Las vistas desde su castillo son alucinantes, aunque si te pilla un día ventoso… ¡Agárrate bien al asomarte!

Cómo planear una ruta por Portugal, lugares y consejos que no te puedes perder 4

Las mejores playas y lugares para visitar en el Algarve

Desde Sesimbra decidimos echar millas hasta aterrizar en el Algarve, concretamente en Alvor, aunque sabemos que dejamos muchas ciudades que ver entre medias. Lo cierto es que daban previsión de viento y no pudimos resistirnos a conocer la experiencia de hacer kitesurf en la famosa Laguna de Alvor, de la que tanto nos habían hablado. Si eres un amante del viento, no puedes perderte este destino, pero si no lo eres, sáltatelo porque si no es por el viento, no tiene gran interés.

Dejando Alvor atrás y continuando nuestra ruta hacia Sagres, descubrimos una de las playas que nos enamoró del Algarve. Una pequeña cala escondida y de dífícil acceso en Ponta da Piedade, en Lagos. Cuando digo de difícil acceso me refiero a que se accede a través de una pequeña gruta que se abre paso bajando a través del acantilado, por lo que debes llevar zapatillas para bajar, nada de chanclas y, si puedes, ahórrate la nevera de dominguero porque bajarla llena por la pequeña gruta es un auténtico show.

Una vez abajo, te encontrarás con una de las calas más espectaculares e íntimas de toda Ponta Piedade, donde seguramente podrás disfrutar tú sólo, ya que por el difícil acceso a esta cala sólo llegan pequeñas excursiones en kayaks que paran a descansar. Pero créeme, merece la pena. Lo único que deberás tener en cuenta es no ir demasiado tarde, ya que por la altura de los acantilados, la cala queda a la sombra bastante pronto.

Pero si no te apetece andar de senderismo entre grutas, tu mejor opción es la famosa Praia da Dona Ana, muy famosa y bastante llena de turistas en temporada alta, pero igualmente una delicia para disfrutar de sus cristalinas aguas y de un paisaje que enamora.

Cómo planear una ruta por Portugal, lugares y consejos que no te puedes perder 5

A pocos kilómetros de este paraíso encontrarás la playa de Salema, una enorme y tranquila playa de arena fina donde podrás descansar un poco si te gustan los lugares tranquilos. Sin detenernos demasiado en Salema, continuamos nuestra ruta hacia Sagres, donde no puedes perderte las vistas desde el Cabo de San Vicente antes de continuar la ruta. (Si te gusta el surf, ¡no te pierdas las olas de Sagres!

Aunque si vas con el tiempo ajustado, no te detengas demasiado, porque te esperan dos de las playas más espectaculares que he podido disfrutar en toda mi vida, y sin duda son mis dos playas portuguesas favoritas junto a Ponta da Piedade, tanto, que se han convertido es paradas obligatorias cada vez que pongo rumbo a Portugal.

La maravillosa Praia do Amado, en pleno Algarve, es un paraíso para los sentidos. Un basto terreno de finísima arena rodeado de montaña, donde miles de surfistas se congregan para disfrutar de sus espectaculares olas. No sabría explicar muy bien por qué me apasiona tanto esta playa, sencillamente hay que ir y respirar su ambiente, disfrutar de su tranquilidad para de repente descubrirte pensando que te quedarías a vivir en esa orilla.

Cómo planear una ruta por Portugal, lugares y consejos que no te puedes perder

Poner los pies en el asfalto de nuevo y decirle adiós a esta maravilla no duele tanto cuando sabes que vas derechito a disfrutar de otra playa tan cercana a Carrapateira, que se la conoce comúnmente como tal: la Praia da Bordeira. Judgad vosotros mismos 😉 Si te has enamorado de esta zona y quieres conocer todas sus playas y secretos, puedes visitar también la Praia da Murração, la Praia da Mirouço, Vale Figueiras, Barriga, Cordoama, Castelejo y la Praia da Arrifana. ¡Ninguna tiene desperdicio!

Cómo planear una ruta por Portugal, lugares y consejos que no te puedes perder

Las cuevas de Benagil, en el Algarve

Con la idea de visitar Faro y Tavira, nuestra ruta volvía hacia Lagos, por lo que hicimos una pequeña parada en Portimao. Lo que nos sorprendió fue que de camino a Faro descubrimos una pequeña cala llamada Cala de Benagil, donde puedes visitar algunas de las cuevas más bonitas de todo el Algarve. Tienes tres opciones para ver las cuevas:

· Alquilar una canoa: tendrás mayor libertad de tiempos y abarcarás más cuevas que nadando, pero tendrás que emplear mucho más tiempo si quieres verlas todas. Costaba 25 € una canoa para dos personas.

· Ir en barca: es la opción más cara pero la más rápida si vas pillado de tiempo. Creo recordar que costaba en torno a 18 € una hora de trayecto.

· Ir nadando: podrás acceder a la cueva más cercana a la playa que es espectacular, y estar a tu aire el tiempo que quieras. Por supuesto, esta opción is free!

Cómo planear una ruta por Portugal, lugares y consejos que no te puedes perder

Por último, nuestra ruta pasó por Faro y Tavira, dos ciudades pesqueras muy pintorescas que teníamos ganas de conocer, sobre las que me explayaré a fondo en próximos blogs. 😉

Cómo funcionan los peajes en Portugal y otros consejos

Como último consejo, antes de iniciar tu ruta empápate bien de los peajes con los que te vas a topar, ya que en Portugal tienen un sistema de peaje “libre”, sobre el que si no estás muy al tanto es muy fácil que unos meses más tarde te llegue una multa. Su sistema es como nuestra barrera del telepeaje, solo que todo el peaje es así, “abierto”, es decir, puedes pasar sin problema sin haber pagado nada. Antes debían comprarse unas fichas en las gasolineras según la ruta que fueras a hacer, y eran detectadas al pasar por el peaje, pero creo que este sistema ya está obsoleto en todo el país. Ahora uno de los métodos más sencillos es introducir tu tarjeta a la entrada, el número será asociado a tu matrícula y te llegará un cobro bancario. Pero existen otras formas de hacerlo, puedes verlas todas aquí. Y hasta ahí puedo puedo contaros porque no sé más, yo no lo sabía por aquel entonces y adivinad a quién le cayó la multa. Si quieres alojarte en camping, nosotros estuvimos encantados en todos ellos, sobre todo en los de la cadena Orbitur que están por todo el Algarve.

Si vas a hacer tu viaje acompañado de tu perro, no tendrás ningún tipo de problema en las playas en temporada baja, yo en Septiembre tan sólo vi problema en una muy turística, el resto tenían siempre algún compi peludete danzando y correteando por la orilla. Pero en temporada alta es posible que exista prohibición en alguna playa más, por lo que échale un ojo a las normas de cada zona para ir sin preocupaciones 😉 ¡Eso sí! Protegedles con buenos antiparasitarios, yo os aconsejaría collar nuevo y reforzarlo con pipeta, sobre todo si vais a hacer senderismo, ya que ese verano vimos varias garrapatas y hubo mucho mosquito, siendo la parte más sur zona de riesgo de leishmaniosis.

Y hasta aquí llega nuestra aventura portuguesa, si os ha servido de ayuda, compartidlo con aquellos a quienes les pueda interesar, y por supuesto si tenéis alguna duda ya sabéis que podéis dejarla en los comentarios. Suscribíos a las redes sociales y a nuestro canal de youtube, que aunque aún está empezando pronto traerá muchas sorpresas. 😉 ¡Os esperamos!


Acerca de Cris

Periodista y fotógrafa apasionada de los viajes y de las historias que necesitan ser contadas. Viajo acompañada de mis trastos de kite y mis tres amores de cuatro patas.

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *